lunes, 5 de diciembre de 2011

Mil y una palabras - Capítulo 8º

Él siguió sentado, apoyando su espalda contra la puerta que le separaba de ellas, y Yaiza. “Primero, la conozco sin hablarnos casi nada, luego me pide que salgamos a dar una vuelta, más tarde la pido salir para engañar a estas, y ahora, la beso- hizo una breve pausa en sus pensamientos- Yai… cuánto te joderán estas ahora por fingir que sales conmigo….”Entonces llegó alguien, se sentó a su lado y se abrazó las rodillas.
- Bueno hijo, ya veo que en poco tiempo te la has ganado-lo extraño que esta vez ni sonrío ni le guiño un ojo ni nada de lo que le suele hacer para picarme.
- No, no la tengo, lo único que tengo es una amiga que la he metido en un marrón por rehuir los problemas y ella ha dicho que sí Eli- entonces apretó los puños y los ojos- No puedo creer en lo que he hecho, no me lo puedo creer.
- Lucas, has metido a Yaiza en ese lio. ¿Pero crees que solo es culpa tuya? Ella ha querido meterse en ese lio contigo, si no le importaras, ¿crees que haría lo que hizo? Porque que yo sepa, dos no se meten en problemas si uno no quiere- entonces giró la cabeza hacia él y le sonríe- Así que sonríe, que se está sacrificando por ti, no la pierdas nunca-Entonces se calló y metió la cabeza entre las piernas, y empezó a llorar.
- Venga Eli, ¿otra vez te has vuelto acordar de papa? Venga, todo tiene su momento, pero me tienes a mÍ, y ya sabes que escribió en la carta que me dedicó que leí hace unas semanas:
…”Prométeme que cuidarás en todo momento de ella, ya qué no podré yo, hazlo tú, porque fue lo más importante para mí todo el tiempo que pude estar con ella, y todo empezó con la bobada de que la pedí salir para que las del instituto me dejaran en paz”…
Y si te has acordado de eso, que soy como padre, no te preocupes, que todo será igual, solo que está vez estaré siempre a tu lado, ¿de acuerdo? –Entonces ella levanto la cabeza, le sonrío y se enjuago las lágrimas en las mangas de la camisa- Venga,levanta –Lucas se levanta y le extiende sus manos a su madre.
- Vale, y muchas gracias –Entonces ella correspondió y se las cogió- Gracias por hacer esto, pocos hijos en esta situación hacen esto por su madre-entonces le abrazó fuertemente durante unos segundos.
Mientras tanto, en su cuarto, Yaiza se encontraba con el cuaderno abierto en su escritorio, con los cascos de música puestos a tope y ella recostada en su cama. No podía estar pasando, ella quería olvidarse de los chicos durante una temporada y ¡zas! Cuando menos lo esperaba, ya “estaba con otro”, si se le puede llamar así. Bueno, solamente es una temporada, pero sería odiada durante un tiempo, está bien, seré reconocida por el “quitanuevos” del instituto. Entonces sonrió, pero su corazón no decía lo mismo.
__________________________________
Vaya situación,de la alegría a la pena, del énfasis a la penuria,pero la vida es así...
La vida es una montaña rusa,no siempre se puede estar en lo alto.

1 comentario:

Laila:) dijo...

me encntaaaaaaa RAE!!!! ;) Está gniaaaal!!! :D la crta es super bnitaaaa! q acaben asi!!! ;) jaja Taluego!! ^^