sábado, 3 de diciembre de 2011

Mil y una palabras - Capítulo 7º

- Co… ¿Cómo? –pudo balbucear Yaiza ante esas palabras chocantes- No sé qué decir, te acabo de conocer y bueno, me pareces un muchacho bueno y diferent...
Entonces Lucas le puso la mano a la boca y se la tapó. Ella se quedó mirado perpleja a Lucas, y él le devolvió la mirada. Entonces miró a ambos lados, le quito la mano y se acercó a su oído para decirla algo.
- Mira, tu primero calla y escúchame –entonces la desplaza hasta la esquina de la calle donde vivían- Mira allí, enfrente de mi casa quienes están, las de antes, ¿y sabes qué? Quiero evitar que estén todo el curso detrás de mí tirándome piropos e intentando que me lleve con ellas, porque solo he conocido personas de ese tipo, y no quiero llevarme más con personas así, por lo que te lo he pedido salir, bueno, salir no, me gustaría que fingieras que estás conmigo un tiempo solo, no más, pero bueno… igual estoy siendo un imbécil pidiéndote esto. Bueno, déjalo- entonces se giró y se quedó dándole la espalda a Yaiza
Yaiza no sabía cómo reaccionar. Un chico genial y diferente se le acababa de declarar pero solo por el hecho de que quería evitar tener u presente y un futuro parecido a su pasado. Entonces se decidió y se acercó hacia él y le cogió la mano.
- ¿Sabes qué? No me importa, y encima me sentiré con suerte, porque eres diferente a todos los gilipollas de por aquí – entonces Lucas se giró y sin soltarla,se lo agradeció asentando con la cabeza y sonriendo. Ella inclino la cabeza a la derecha y sonriente prosiguió- Así que no te preocupes, que por mucho que me digan y me critiquen, estaré ay contigo durante el tiempo que quieras para que te dejen en paz, ¿de acuerdo?
- De acuerdo, muchísimas gracias- se abalanzó sobre ella con un impetuoso abrazo y ella lo recibió entre sorpresa y alegría. Después de unos segundos, Lucas empezó a caminar en dirección a la calle, pero Yaiza entonces le detuvo.
-Espera.
- ¿Qué pasa? ¿Voy mal peinado o algo?- sonrieron y empezaron a reírse.
- No, no es eso bobo, pero si somos “novios” – hizo una breve pausa- ¿tendremos que aparentarlo no? Así que dame la mano por lo menos, ¿no?
Entonces Lucas la rodeó con el brazo sus hombros, y ella con su brazo la cintura, y siguieron conversando hasta que empezaron a llegar a sus casas. Vieron como las chicas, todas emocionadas, al verles, se les cambió las cara. No había palabras en el diccionario para describirlas, había odio, envidia, enfado, y por lo que parece, hacia ella, y se preguntaría porque la haría caso a una chica corriente y no a las populares. Cuando llegaron enfrente de la casa de Yaiza, se separarao y Lucas le cogió las manos.
- Bueno Yaiza, ¿ como te sientes? Porque las que están enfrente a nosotras están deseando arracarte la cabeza por el hecho de salir con el chico que es guapo, que está bueno y demás cosas- se mira el cuerpo y la vuelve a mirar- pero yo no sé que tengo, me veo normalito-Entonces empezaron a reírse.
- Me siento especial, diferente y afortunada de tener un “novio” como tú, quien no te querría tenerte de amigo Luc-él le miro perplejo- ¿Qué pasa, no te gusta?
- Sí, si que me gusta, pero no estoy acostumbrado a estas maneras de llamarme, Yai.
- Pues vete acostumbrándote, que va a ser así.
- ¿Preparada para ser lo más odiado del mundo?
- Pero más toda…
La besó, no le dio tiempo para que terminara sus palabras. Entonces se oyeron unas series de exclamaciones y de abucheos. Lucas fue separando los labios poco a poco de los de Yaiza. Entonces le guiño un ojo y se acercó a su oído.
- Lo siento si te he ofendido, y gracias.
Le guiño un ojo y se fue hacía las chicas, mientras ella, se dirigía a su casa, sin saber cómo había pasado eso. Una vez que llegó Lucas al grupo de chicas, ellas le miraban perplejas, y mientras iba llegando, le iban abriendo un pasillo, por el que pasó, pero al terminar de pasar por él, se giró y las dijo.
- ¿Qué pasa chicas, ya no me queréis decir nada? Echo de menos los piropos que me lanzabais estos días, ¿ni un simple guapete?
Ellas aún así no respondieron. Entonces llegó Lucas a su puerta, entró, la cerro y se apoyo en ella, y fue deslizándose lentamente hasta quedar sentado en el suelo. Mientras tanto, Yaiza estaba en su cuarto, con el cuaderno abierto extendido delante de ella. En el dibujo se veía algo nuevo, había borrado los puntos suspensivos y ponía: Lucas.
________________________________
¡Vaya, menudo cacao y sorpresas que nos han dado nuestros personajes!
Pero, ¿Cuánto tiempo durará esto? Que pasará con Luc y Yai, ahora serán lo malo de lo peor en el instituto...
Pero esto es solo el principio de una gran historia, todavía quedan muchos capítulos, sorpresas, decepciones y un porrón de cosas por descubrir.
Así que con esto y un bizcocho, hasta el siguiente capítulo :D

1 comentario:

Laila:) dijo...

Te matoooooooo! te arranco la cabezaaa! jaja cmo puede ser solo pra q la djen en paz las demas... ¬¬ (desprecio) jajaj
Jooo.. yo qeria q fuera d verdad y fueran felices y cmieran perdices jajaja pero sino.. no hbría historia! xdddd bueno.. valee... ya m callo jajaja xd
Bueno, la crta se va a intntar escribir el dchoso capitulo 26! xd
Un ptó! ;)