jueves, 29 de diciembre de 2011

Es fácil rendirse, pero no ahora.

Cuando un hombre pierde a su hijo, no tiene nada más que perder. El café solo con sal, ni quita el sueño ni hace llorar, te alivia el dolor. La luna siempre estará sola aunque esté rodeada de estrellas. Ludwig Van Beethoven compuso esta sonata para una mujer ciega, la cual quería ver la luna y quería sentir lo que era verla: nostalgia, tristeza, melancolía. Eso es lo que se puede sentir cuando pierdes a un ser querido, entre otras cosas de perder… Pero queda prohibido quedarte ahí, parado como un pasmarote, siendo unos pánfilos (significado etimológico, no de diccionario) y tan tranquilos. La vida es muy perra, pero que no se preocupe, que yo lo seré más.

Mañana, cap 13º con un giro brusco en los acontecimientos….  

2 comentarios:

Laila:) dijo...

jajja me encntaaa!!! es prciosaa! ;)
a ver si sale ya el 13!!!

Sr. Scott dijo...

a ver si sale el trece despues de hoy....de esta tarde mejor dicho.